Estos vinos han sido elaborados con uvas procedentes de nuestros viñedos, con 95% de tempranillo y 5% de mazuelo; permaneciendo veinticuatro meses en barrica de roble y un mínimo de doce meses en botella.

Destacan por el equilibro, amable, rico, sabroso, fruta madura y tostados con final redondo e intenso.